2013/12/24

Turkish-English machine translation

Over at TottenhamNews.org, via Improbable Research, which cites some choice samples.

Curiously, while the registrant's address is said to be just round the corner from Ankara's gloriously Martian Altınpark, the phone number is Dutch, and the only Turkish news that I've ever heard come out of Tottenham, north London, is of this planet's most splendid kebabs, fruit and veg, and cab drivers (but not from Ankara).

The most famous Turk ever lives in Islington, but I fancy myself even less as a football blogger.

And, in case you're wondering, there are a couple of rides in Altınpark, and the dotless ı is pronounced rather like the o in Alton (Towers), and wouldn't it be nice to find out more about this pleasing coincidence in time for Christmas, of which I hope you have a happy one!

(I'm celebrating with at least two bands of joyous hippies, so instead of fretting about inlaws I'm up to my armpits in cake mixes and bread dough.)

I have probably already offered lame excuses as to why I can't speak Turkish.

2013/12/21

Diputación de Málaga wastes €20,000 subsidising a badly translated school textbook

Lars Bjørn Hanssen > Diario Sur (> Teresa Aguilar > Carlos Ferrero): The Diputación de Málaga gave €20,000 to help Loving Books publish an Atlas ilustrado de la provincia de Málaga; Alejandro Villén Real at Loving Books gave very little of that to an apparently unemployed receptionist for the English translation; no quality control was undertaken on the result; and the predictable fuck-up (screengrabs here) went on sale asap at €19.95 - your kids need English, and it's Christmas, right?

The Diario Sur piece does a good job on Hanssen's rapid and effective bit of public service, but the funniest stuff comes in the followup on the Facebook page dedicated to the publisher's masterpiece. In a message, Hanssen lays out the problems clearly and passionately, and suggests withdrawing the book and refunding the thousand-odd victims.

Villén's response? Shoot the messenger, screw the consumer:

Sobre la traducción, cierto es que contiene errores, es una primera edición y la reparación está prevista para la siguientes ediciones, como parte del proceso normal de la editorial. También se mejorarán otros aspectos del libro, como son algunos defectos en las maquetas, imperfecciones en las ilustraciones y algunos errores de diseño que estamos localizando.

[...]

Aparte de todos esos asuntos, nos sentimos especialmente molestos sobre su uso de comillas en el termino "traductora" y, sobre todo, por el tono despectivo (me refiero al ¡vaya!) que usa para referirse a sus anteriores trabajos. Una persona puede haber ejercido de camarera y seguir capacitada para otras funciones.

Por otro lado, afirma que la traductora no tiene preparación basándose en un perfil de Linkedin, lo cual nos parece un método poco fiable. La traductora posee titulación en idiomas y experiencia en el sector.

I'd be the last to dismiss out of hand unqualified translators (dear old Erasmus, for example), and it's true that the translator lists employment with "N&B Lawyers, SL noviembre de 2007 – julio de 2009 (1 año 9 meses) ... Traducciones de Escrituras Públicas en Notaría" (though I imagine they'll be spending the holidays examining her contributions). However, Hanssen explains very clearly the problems with relying blindly on such people. His final message in the thread strikes me as excellent, and I hope he doesn't object to it being republished here:

No se trata de un simple error. Cuando uno publica un libro, hay normalmente un proceso de control de calidad – sobre todo si va destinado a los niños (la futura generación), que desde luego no habéis aplicado! Aunque yo no sepa ruso, si yo tuviera que publicar por ejemplo una guía gastronómica en ruso, ¿no sería lógico asegurarse de que todo estuviera bien traducido?

Yo no soy ni profesor de inglés ni traductor, o sea yo no vivo de eso – sólo soy un padre de familia preocupado y harto de tanta mediocridad.

¿Cómo que no es un tema político?

¡Que el presidente de la Diputación “firma”, o pone su nombre y el de su organización, en un libro de semejante baja calidad lo dice todo! O no sabe lo que firma, o tampoco lo saben sus asesores, o ni lo ha leído, o les da igual a todos, siempre que fluya el dinero público…

Puede que sea yo de la “vieja escuela” pero, ¿cómo que no es político que el presidente de la diputación no sabe lo que ha firmado o a lo mejor ni lo ha leído? Educación bilingüe: ¿no es un tema político? ¿Es demasiado pedir, que sepan/lean/se enteren los políticos de lo que firman o avalan?

¡Diría yo que sí es absolutamente político! ¿Qué pasa con la cantidad de licenciados en filología inglesa o traducción que están en paro o que han tenido que salir fuera por falta de oportunidades? Y ustedes con el apoyo de la Diputación contratan a alguien cuya formación es una Licenciatura en Bellas Artes y cuya experiencia profesional ya la he mencionado, para hacer la traducción… para mí, con lo que está cayendo, es una vergüenza y un problema moral.

¿Sería demasiado preguntar lo siguiente?:

  • ¿Cuánto dinero ha recibido la editorial de LovingBooks de la Diputación por haber realizado esta publicación?
  • ¿Quién y cómo se ha contratado a la traductora, y, cuanto ha cobrado por semejante “traducción”?
  • ¿Cómo que no se han realizado revisiones de calidad?
  • ¿Cómo puede un político como el Sr. Bendodo avalar y “firmar” algo que obviamente no ha leído o no ha entendido?

Lamento mucho vuestra insatisfacción, pero aquí no vale un simple “ups, fue un error” o “somos una pequeña empresa”. Desde luego tampoco os acuso de formar parte de un “complot”, ¡pero, hay que decir la verdad, aunque duela! Sobre todo en este caso donde se ha sabido que se iba a mandar a los colegios.

Además, la traductora me aconseja que mejore mi nivel de español, y en el Facebook me acusan de ser cruel e insultante. ¡Por favor! Repito, yo no vivo de escribir libros ni en español ni en ningún otro idioma, ni soy traductor (pero hablo 4 idiomas…). Me falta abrir algunos signos de exclamación, sí. Pero yo no gano ni pretendo ganar ningún dinero con este asunto.
No creo que yo sea cruel. ¿No es raro que sea el único entre vuestros más de 400 seguidores de Facebook que se ha dado cuenta, y, que ha empleado tiempo y energía en poner las cosas bien? Seguro que hay muchos padres entre vosotros, amigos del libro/editorial, ¿pero no es mucho más CRUEL, enseñarles a nuestros niños algo que esta flagrantemente mal, que es erróneo, y mirar para otro lado?

Esto no es una cruzada personal contra nadie, ni contra la editorial. Es un llamamiento hacia el amateurismo que domina el sector político, cultural, y educativo de este país/comunidad/ciudad. Y como contribuyente desde hace más de 10 años y como padre de familia sí me importa.

Termino pues con dos preguntas que son la razón de mi disgusto con el libro:

  • ¿Le parece bien publicar un libro con graves errores de inglés para los niños malagueños, sin que ningún profesional lo haya revisado?
  • ¿Les parece bien hacer caja (durante estos días festivos) por un producto fraudulento?

It's absurd that someone with his abilities and interests isn't apparently running for public office.

Update: I'm told that these folks have published a previous "bilingual" book called ¡Oh! Málaga. Judging by the PR screengrab mailed ("The money needed to finish the tower was used to help United States war for independence. Maybe to pay for the disguises of the Boston Tea Party."), its purchasers should also be asking for their money back:

2013/12/20

Capilla ardiente -> Chapel burning

Via Charles Butler, fresh from laying flowers on the graves of southern Occitan economists, and slightly less fresh from whatever he does every autumn with large volumes of olives: The ex-archbishop of Barcelona, Ricard Maria Carles, has gone to translation hell, despite, as far as we know,  not having done anything awful to the lambikins in his care:


When Spain was a modern rather than a post-modern country, and before the middle classes started burning churches to distract the workers from class war, this translation would have made more sense. The Habsburgs, cheered on by their subjects and no doubt by the Paul Krugmans of the day, helped ruin Spain and hand it over to the Fuckers with displays like the following in Seville on the death of Philip II, repeated all over the country:
Habiendo ya concluido con todos los requisitos del túmulo, y habiendo puesto en relación las figuras, los reinos, las virtudes, los epitafios, los epigramas, su declaración y lo demás que queda dicho, resta decir la cera que se gastó en estas exequias, guardando como en todo lo demás el estilo de la verdad, como constará de los libros de los cereros que la dieron, que aun son vivos; y siendo ansí digo, que hubo de hachas amarillas grandes, hechas para este propósito de solo un pavilo, mil y ciento y noventa. Hubo de cirios amarillos de á dos libras y media cada uno, para los cañones de hoja de lata que quedan dichos, nuevecientos y noventa. Hubo de la dicha cera amarilla de á media libra cada una, seis mil ciento y cuarenta y cuatro velas, para los clérigos y frailes que hubo en las dichas exequias; con seis de á libra que hubo para los candeleros de madera. Hubo ciento y veinte codales, y seis velas blancas de á libra, y ocho muy grandes cirios blancos, para alrededor del túmulo adonde se puso el cuerpo, que pesaban á media arroba cada uno. Pesó la dicha cera quinientas y setenta y cinco arrobas y ocho libras: costó á la libra. 
Hubo cuarenta y ocho hombres vestidos de luto en sus puestos señalados, para atajar el fuego, si sucediese algún desastre, con basijas de agua prevenidas, y una heringa grande cada uno para el efecto, por que la prevención vale mucho en casos semejantes.

(Francisco Jerónimo Collado, Descripción del tumulo y relación de las exequias que hizo la ciudad de Sevilla en la muerte del Rey Don Felipe Segundo)
No wonder those flamboyant, spendthrift Cataloonies prefer them to the fun-hating Bourbons. Alicia Bazarte and Elsa Malvido's fascinating essay, "Los túmulos funerarios y su función en Nueva España", starts with a handy summary of European practice:

El cristianismo asimiló la costumbre romana de las piras. Pero la nueva religión sostiene como dogma la resurreción de los cuerpos para el juicio final, y la categoría del cuerpo como templo del Espíritu Santo 3 De modo que se hizo preciso transformar el ceremonial pagano, de tal modo que se sustituyó simbólicamente al cuerpo por un catafalco o ataúd vacio y, al fuego, por las fiamas de las velas. Se conservó, sin embargo, como uno de los peores castigos sentenciados por la inquisición la muerte pública por fuego y la dispersión de las cenizas por los cuatro vientos.

La recración de los túmulos o piras funerarias cristianas en Europa se remonta a la Edad Media. Las frecuentes pandemias, epidemias y endemias que entonces ocurrían daban lugar, a las más profundas reflexiones sobre el sentido de la muerte combinadas con vividas lecciones de mortalidad que dieron paso a las danzas macabras, desfiles de esqueletos y representaciones de calaveras y huesos.

La costumbre de los antiguos clérigos de llevar el cadáver a la iglesia para celebrar un oficio antes de la inhumación fue adopatada por un élite laica.

A fines de la Edad Media, este rito se generalizó llevando al cadaver con la cara descubierta a la iglesia, acompañado por un cortejo que entre más rico e importante había sido el personaje mayor era la procesión que lo seguia, simulando el triunfo de la muerte en su carroza llevándose un vasallo más.

Una vez realizada la inhumación, quedaba sustituyendo al cuerpo un féretro cubierto con una tela: el catafalco al que se rodeaba de cirios y antorchas a m anera de capilla ardiente, 6 como símbolo de vida eterna, por contraposición a las tinieblas de la eterna condenación. Era la petición expresada en el responsorio “lux perpetua luceat eis” (luzca para ellos la luz perpetua). Al principio, este ritual se realizaba sólo en el caso de grandes personajes, en el siglo XVI el catafalco fue objeto de un gran despliegue teatral de manifestaciones barrocas: incluir un retrato del muerto para que, los que permanecían cerca de él durante el duelo, elevaran sus súplicas a Dios específicamente por la salvación de su alma.

Más tarde, se sustituyó el retrato por una efigie de ma­dera o de cera, y el ritual se prolongó para tener presente al muerto más tiempo. Fue entonces cuando el barroquismo amplió el ceremonial en el caso de exequias de reyes y no­bles. Aquí encontramos ya dos elementos: el cuerpo ausente representado en el catafalco y el retrato o escultura. Posterior­mente, el catafalco evolucionó al superponerle varias plantas arquitectónicas. Así se recreó una máquina o monumento de pavor rodeado de velas acompañados de solemnes ceremo­nias. La fábrica se convirtió en un concurso de diseñadores y el cortejo en una procesión espectacular que incluía música, cantos, rezos y sermones.

Estos túmulos fueron conocidos con diversos nombres: piras, máquinas de espanto o de pavor, fúnebres aparatos, máquinas luminarias, estufas, mausoleos, capillas ardientes o simplemente, monumentos.



Mere ballast on the archbishop's boat, I'm back from that fiery beyond, donde me cortaron una oreja y, con exquisita cortesía, la repusieron. (¡Viva la tauromaquia inglesa!)

I had quite a nice time in the inferno, but après le feu, les pompiers: today, a marriage contract translation with carefully worded provisions for unfiscalised savings in the event of termination, and, starting tomorrow, 70,000 words of pseudo-science to be (re)written by the time in January when the bureau-intelligentsia crawls out of some fetid Platonic recess into what it fondly imagines to be reality.

All these and other, more informal, commitments will be fulfilled, despite the two bottles of Diageo's Don Julio blanco which someone contrived to leave behind on tumbling into her bumble-bee-striped Punjabi bullock-cart yesterday. I have rarely glugged anything more delicious, but just remember, kids, that there's more to being cool than merely producing, selling, or drinking 38º spirits:



I have also been taken to see the Messiah in Handel's rather curious reincarnation. In Barcelona, and particularly in the Palau de la Música Catalana, Artur Mas' principal source of illegal party finance, this consists of background music to be talked over, followed by the Hallelujah chorus, followed by more Tafelmusik, with then a reprise of Hallelujah so as not to discomfort the bourgeoisie. I think it was the first time I'd seen the faces of the soloists - Mozart's arrangement includes trombones - but some things never change, and the highpoint is undoubtedly the final harumph of the Hallelujah, which, worldwide, goes something like this:
Chorus: King of kings, and lord of lords, Hallelujah! Hallelujah! Hallelujah! Hallelujah!
De repente silencio, durante lo cual se oye a una abuela diciendo a su mejor amiga: Al Carles le voy a dar pollo rustido con patatas.
Chorus: Hallelujah!


It does not cease to trouble me that, while in the physical world lusty maidens are simply bursting to pour tequila down my throat and ferry me to exultations of the great human carnival of hope and more hope followed by utter confusion, no reader of this blog has ever purchased me (or the even more deserving Lenox) a weekend in an Extremaduran brothel (drop-down half-way up the side-bar; leave out the prefixes but add a Jeroboam of the usual for Lenox). Do you cherish me so much, or do you simply hope I will die on the job asap? (Pension, what pension?!)

2013/12/06

2013/12/03

Pasty Cline and some rather tatsy buttocks

Take two adjacent consonants and a luscious little lightly-seasoned meat pie and this kind of thing is inevitable.

For all I know Spanish cannibals scavenging at Camden, TN on March 5 1963 baked brawn:
Take two Buttocks and hang them up two or three dayes, then take them down and dip them into hot Water, and pluck off the skin, dry them very well with a clean Cloth, when you have so done, take Lard, cut it in peices as big as your little finger, and season it very well with Pepper, Cloves, Mace, Nutmeg, and Salt, put each of them into an earthen Pot, put in a Pint of Claret wine, a pound of Mutton Suet. So close it with past let the Oven be well heated; and so bake them, you must give them time for the baking according to the bignesse of the Haunches, and the thicknesse of the Pots, they commonly allot seven hours for the baking of them; let them stand three dayes, then take off their Cover, and poure away all the Liquor, then have clarified Butter, and fill up both the Pots, to keep it for the use, it will very well keep two or three moneths. (Nathan Brook, The Compleat Cook (1658))
Dear cooks: show me yours and I'll show you mine.

Good news, meanwhile, from Jerez, where we hope to have translation offences added to the embezzlement charge-sheet.